Los cajeros es donde se configuran las cajas de nuestro negocio. Un cajero básico, suele estar compuesto de un dispositivo (normalmente un iPad), una impresora y un cajón de efectivo. Con Revo se pueden configurar cajeros ilimitados adaptandose así a vuestro negocio.

Para poder cobrar con Revo tiene que haber creado como mínimo un cajero. Es por eso que, por defecto siempre viene uno configurado en la cuenta.

Para crear un cajero hay que ir a configuraciones / cajeros. En la parte superior derecha pulsamos sobre el botón nuevo.

  • Nombre: Añade un nombre al cajero.
  • Impresora: Selecciona la impresora donde se imprimirán las facturas. Previamente hay que tener configuradas las impresoras aquí. Aprende más sobre como configurar impresoras en este enlace.
  • Warehouse: Selecciona el almacén para este cajero. Es imprescindible si utilizamos la gestión de inventario.
  • Cash Machine: Selecciona de la lista una máquina de efectivo. En caso de no tener, dejar en blanco (--). Previamente hay que configurar la Máquina de Efectivo aquí.
  • IP de la báscula: Añade la ip de la báscula. En caso de no utilizar báscula, dejar en blanco (--).
  • Puerto de la báscula: Si utilizas báscula, añade el puerto.
  • Longitud de la conexión: Algunos modelos requieren configurar este parámetro. Si no es el caso, dejar en blanco.